Maderna se reunió con vecinos de Bonorino

vecinos

El intendente evaluó los pedidos de ese sector barrial de Trelew y estableció un plan inmediato de trabajo.
También recibió elogios por la labor preventiva de la Agencia de Seguridad. 

 

En un encuentro llevado a cabo en el Patoruzú Rugby Club, el intendente Adrián Maderna, acompañado, entre otros, por los secretarios de gobierno y de servicios públicos, Eduardo Maza y Marcelo Montserrat respectivamente, analizó con un numeroso grupo de vecinos del barrio Bonorino las principales necesidades de ese sector de la ciudad.

La colocación de semáforos, alumbrado público, la inclusión de esa zona en el recorrido del transporte urbano y los controles de los terrenos baldíos fueron parte de los temas planteados como prioritarios.

Tras escuchar la solicitud, el intendente determinó la realización, desde este lunes, de un relevamiento y controles intensivos que incluyan multas sobre todos los terrenos baldíos que permanecen en malas condiciones de higiene.

Al mismo tiempo, definió reforzar los trabajos preventivos con personal de Guardia Urbana y de Policía ecológica.

En torno al transporte público, Maderna explicó que “es necesario, primero, definir cuáles serían los horarios y días que necesitan que pase el colectivo y tras eso entablar conversaciones con la empresa prestadora de servicios para ver la posibilidad de concretarlo”.
Al respecto, fue el propio secretario de gobierno quien asumió el compromiso de, una vez colectada esa información, proceder con el pedido a El 22 para evaluar su factibilidad. 

 

En torno a los pedidos que involucran a la Secretaría de Obras Públicas, como el proyecto de rasante, la nomenclación de calles y la instalación de semáforos, el intendente ordenó al titular de esa cartera realizar un relevamiento inmediato de cada pedido y proponer un esquema de trabajo a mediano plazo. 

 

A la hora de hablar de seguridad, los vecinos solicitaron la posibilidad de contar con alguna casilla de control, lo cual será evaluado por la Municipalidad, pero destacaron la disminución de algunos hechos preocupantes, gracias al trabajo coordinado entre la Agencia de seguridad con su cuerpo de agentes de Guardia Urbana y la policía del Chubut.

 

Por último se pidió una evaluación municipal sobre la poda de los árboles que ponen en peligro las casas del lugar, ya que son varios los que están secos o con riesgo de caerse.

Sobre el tema, la Municipalidad acordó analizar la situación con Gestión ambiental para proceder de manera correcta, disminuyendo el riesgo de caídas pero también preservando la especie.