Transporte: se busca crear una comisión revisora del contrato de concesión en Trelew

maza (1)

Durante la jornada de este viernes se celebró la sesión extraordinaria que había solicitado oportunamente el departamento ejecutivo municipal, y se logró la sanción de una ordenanza que fija el posicionamiento del Concejo Deliberante en relación al planteo sobre la necesidad de fijar un nuevo monto en el valor de la prestación mensual del servicio de transporte urbano de pasajeros y determinar el costo del boleto.

Se había solicitado al Concejo Deliberante, desde el Ejecutivo Municipal, la creación de una Comisión Revisora del contrato de Concesión que vincula a la Municipalidad de Trelew con la empresa prestadora del servicio.

Con respecto a lo aprobado hoy por el Concejo Deliberante, que representa un incremento sustancial tanto del gobierno municipal como del gobierno provincial de los aportes en concepto de subsidios, supliendo de alguna forma buena parte de la quita determinada por el gobierno nacional, el Secretario de Gobierno municipal, Eduardo Maza, afirmó que el paso siguiente ahora está vinculado con notificar a la empresa y también a Nación, porque deben incorporar el nuevo costo que va a tener el boleto a la tarjeta SUBE.

Maza destacó “la necesidad de la creación de una comisión revisora del contrato de concesión de la empresa que hoy brinda el servicio de transporte urbano de pasajeros en la ciudad de Trelew”.

“Ese proyecto de creación de una comisión revisora del contrato de concesión, por consejo de los miembros del cuerpo de concejales, propuso el tratamiento por separado de la cuestión vinculada a la nueva estructura de costos del servicio y el valor del boleto”, amplió el funcionario.

“En consecuencia, la semana que viene el Ejecutivo Municipal va a estar enviando al Concejo Deliberante un proyecto con el objeto de crear una comisión revisora del contrato, porque entendemos que este contrato, si bien tuvo en el año 2008 aproximadamente, una comisión que lo revisó, al día de hoy han pasado más de diez años y se han modificado sustancialmente muchas cuestiones vinculadas al contrato que vincula a las partes en el año 2005 y empezó a tener aplicación en marzo del 2006. Entendemos que hace falta juntarse diferentes referentes del Concejo Deliberante, tanto del oficialismo como de la oposición, representantes del Ejecutivo, del OMRESP y de la empresa para definir el mejor marco contractual teniendo en cuenta que las realidades que se viven en este momento en el contexto nacional difieren de las que se tenían al momento de iniciar el contrato”, detalló Maza.

Uno de los aspectos que complica –según agregó el funcionario-, y que termina en reclamos de la empresa, y no se está exento de terminar en litigios, tiene que ver a veces con la demora que el tratamiento tiene, teniendo en cuenta que hay determinados incrementos que ya no se manejan más con un análisis de una estructura de costos, sino con un impacto directo en el valor de la prestación que tiene el servicio.

Maza lo graficó de la siguiente manera: “Por ejemplo, cuando Nación pagaba los subsidios en ocasión de producirse un incremento en el costo laboral, de acuerdo al nuevo marco que establecían las paritarias, este incremento se sumaba inmediatamente al subsidio. Hoy tenemos un sistema en el que provincia y municipio abonarán un valor mensual fijo y hay un boleto que tiene un valor mensual fijo, por lo que si hay un incremento por paritarias, obligaría al concesionario a hacer una presentación, esto lleva una demora que va de 4 a 6 meses y tiene un impacto negativo muy fuerte que complica la sustentabilidad del servicio”.

Por último, el Secretario de Gobierno también señaló que “otro tema importante es que tenemos un  contrato que fue pensado a diez años. Y en la última prórroga se estableció un plazo de hasta 7 años. Esto quiere decir, por ejemplo,  que si en el contrato inicial se preveía amortizar una inversión en diez años, hoy el concesionario tiene que amortizarlo en siete. Son cosas que hay que sentarse a conversarlas, discutirlas, buscando  lo más conveniente para darle sustentabilidad al servicio para que los vecinos puedan tener el servicio de excelencia con el que hoy cuentan”.