Nación le quitó el subsidio al transporte a Madryn y Trelew

cefe5

El Ministerio de Transporte de Nación fue sede este miércoles por la tarde de un encuentro en el que el Gobierno nacional confirmó la quita del subsidio al transporte urbano de pasajeros en Puerto Madryn y Trelew.

Funcionarios nacionales del área lideraron una audiencia de la cual participaron el ministro de Gobierno de Chubut, Federico Massoni; el subsecretario de Autotransporte Terrestre de la Provincia, Gustavo Pinchulef; y los secretarios de Gobierno de Madryn y Trelew, Martín Ebene y Eduardo Maza.
“Los que vivimos en Chubut y en la Patagonia sabemos lo que significa, lamentablemente, pasar de una boleta de gas de 200 o 300 pesos, a los precios que se pagan hoy en día y para los cuales el Gobierno nacional brinda la posibilidad de pagar en cómodas cuotas. Dónde se vio que los servicios se paguen en cuotas. Encima de eso, la quita de reembolsos por Puertos Patagónicos, las innumerables subas del combustible, ahora el Transporte Urbano. Ya no entendemos muy bien si tienen claro que cada decisión que toman repercute solo en la gente, y obviamente en los que menos tienen”, dijo el intendente Ricardo Sastre al conocer la noticia.

Además, señaló que “el boleto de colectivo tratamos de tenerlo siempre en un precio económico, pero la quita que pretenden hacer al transporte es de más del 80%. En Madryn, repercute en muchos millones de pesos, y si la empresa no recibe más el subsidio, no tiene demasiados caminos para reunir esos montos. El boleto podría dispararse a cifras sin precedentes”.

Para Sastre “las medidas de Nación tienen claros favorecidos, y también desfavorecidos. Estos últimos, siempre son los vecinos. Nosotros como municipio nos vemos muy afectados por toda la situación, que se suma también a la quita del Fondo Sojero que recibíamos y que consta de unos 19 millones de pesos al año para asistencialismo y políticas sociales implementadas en los barrios. Hasta eso nos quitaron, que solo beneficiaba a la gente”.

Sastre no descartó tomar alguna medida desde el municipio y también desde el Gobierno Provincial. “Entendemos que sólo están perjudicando a la gente, y nosotros desde el lugar que ocupamos no podemos permitirlo. Veremos en las próximas horas cuáles son los pasos a seguir, pero la realidad es que es muy difícil gobernar cuando las decisiones más importantes dependen de un Gobierno nacional que no piensa en lo más mínimo en el daño que está causando en la gente”, cerró.