Escuela de Puerto Madryn introduce a sus alumnos en programación visual

escuela-524-madryn

Bautista y Maximiliano tienen 8 y 10 años y la semana última, fueron parte del nutrido grupo de estudiantes protagonistas de la instancia regional de la Feria de Innovación Educativa que reunió en Rawson a escuelas de la zona del Valle y de Puerto Madryn.

Son alumnos de la Escuela Nº 524, para disminuidos visuales y junto con la docente Carola Flores y la asistencia del técnico Daniel Pérez, desarrollaron el proyecto “La ballena Franca, ¿emigra? ¿A dónde? Te lo mostramos con el Scratch”.

El scratch es un lenguaje de programación visual que está ingresando con fuerza a las aulas de muchas escuelas del país, porque es el primer paso para que los chicos comiencen a desarrollar habilidades de programación mediante el aprendizaje de un software que no requiere tener conocimientos profundos sobre el código. Y en la Escuela 524, de Puerto Madryn, este programa ya es parte de la realidad en los modos de enseñanza.

“Como ofrece un fácil entendimiento del pensamiento computacional hace que sea muy utilizado en el sistema educativo. Se usa con fines didácticos para crear animaciones de forma sencilla y servir como introducción a contenido de programación más avanzado”, dijo Daniel Pérez. 

Paso a paso

Para introducirse en el manejo de este software, de descarga gratuita, primero se familiarizaron con el uso de la mascota del programa, crearon sonidos, pintaron y dibujaron fondos. El paso siguiente fue trabajar en el programa con las letras de sus nombres y cuando ya mostraron confianza y habilidad en el uso de los comandos, se volcaron de lleno al proyecto de las ballenas.

La propuesta de Carola a sus cuatro alumnos fue conocer hacia dónde y por qué la Ballena Franca Austral emigra todos los años de las aguas tranquilas del golfo Nuevo. Para encontrar la respuesta, compartió con ellos un informe del Cenpat, donde se detalla el recorrido que cada ejemplar  hizo la temporada anterior.

“El trabajo empezó primero en el papel, donde armaron el recorrido para poder volcarlo a lo digital. Trabajamos con mapas de la Argentina y de Chubut y nos detuvimos en la ubicación, para conocer bien e identificar a nuestra provincia en el mapa y la ubicación de Madryn, entre otras cosas. Daniel nos ayudó con capturas del Google Maps y del Google Earth y sobre eso, los chicos realizaron el camino de cada ejemplar”, contó Carola.

Desarrollo de habilidades

La incertidumbre inicial que sintió cuando su compañero de tareas le propuso utilizar esta herramienta se disipó de inmediato al verlos manejar el programa. “Es un programa muy intuitivo, donde van calzando bloques y cada bloque es un movimiento y la ballena se desliza hacia donde ellos determinan. La verdad fue muy positivo incorporar el Scratch al aula”, reconoció la maestra.

Maximiliano, concuerda con ella. Además de exhibir una formidable capacidad para expresarse en público y contar en detalle cómo fue el proceso de construcción del proyecto, dijo que el uso del programa “está buenísimo”.

“Para mí es mucho más divertido que copiar del pizarrón. Lo que más me gustó es armar el recorrido porque las ballenas se van demasiado lejos a buscar comida y después vuelven, están seis meses acá, en las aguas del golfo que son más tranquilas que el mar abierto, para tener a sus crías. Pasa que si las tienen acá en el mar abierto las olas las pueden ahogar, por eso vienen a los golfos”, explicó en detalle mientras hacía que la ballena se deslizara simulando el recorrido.

“Las ballenas tienen los mismos nombres científicos que le pusieron unos científicos de Madryn: se llaman Lolita, Mandarina y Segunda y lo que más me gustó fue el sonido”, agregó por su parte Bautista y ofreció los auriculares porque el movimiento en la pantalla es acompañado por los típicos sonidos de estos gigantes del mar.

“El Scratch proporciona al alumno una manera distinta de aprender, utilizando bloques de diferentes colores fáciles de manipular para poder armar proyectos en periodos cortos de tiempo. El alumno se plantea problemas ante situaciones y ofrece soluciones, a través del trabajo colaborativo y de intercambio de ideas, además de plantear ideas, plasmarlas y aprender de los errores mientras lo lleva adelante”, explicó Marisol Palicio, coordinadora en Chubut del Programa Nacional Integral de Educación Digital, encargado de brindar asistencia y capacitación a los docentes para el uso de las herramientas de robótica y programación.