Arcioni envió el DNU de aumento a docentes y la oposición pidió sesión especial

conferencia

El Gobierno provincial giró el DNU que fija el aumento a los docentes, contemplando su tratamiento en la Legislatura para recién el 24 de julio.

De todas maneras, tanto desde el Frente Para la Victoria como el Frente de Agrupaciones,  llamaron a una conferencia de prensa para solicitarle al presidente de la Cámara, Roddy Ingram, que convoque a sesión especial para este sábado a las 17 horas. El pedido del FPV y del mackarthysmo para sesionar mañana busca desactivar el DNU, obligando al Gobierno provincial y a los gremios docentes a reabrir las discusiones paritarias.
De concretarse la sesión especial, el oficialismo necesitará dos tercios del total de los votos de los presentes, una cantidad que parece imposible de alcanzar en una Legislatura claramente dividida.
Es decir, Chubut Somos Todos necesitaría 18 votos sobre los 27, en caso de que todos los legisladores estén presentes en la sesión.
En este escenario, el DNU se caería en forma inmediata y el margen de maniobras para el Ejecutivo quedaría reducido.

«Queremos rechazar este decreto y que la cuestión salarial de los docentes se resuelva en el marco que debe hacerse y que es a través de las paritarias», explicó Blas Meza Evans que fue el vocero en la conferencia.
Fue crítico con los ministros Marcial Paz (Jefe de Gabinete), Alejandro Garzonio (Economía) y Federico Massoni (Gobierno), porque en la reunión «manifestaron la voluntad de mejorar la propuesta de $ 1.200 al básico, entendían lo que nosotros planteamos y pidieron un cuarto intermedio donde quedaba descartado que no iba a existir ni decreto ni ley para el tratamiento en la Legislatura, pero la respuesta fue la remisión del decreto, con lo cual nosotros fuimos abolutamente traicionados por la gente que representaba al Gobierno».
Ambos bloques graficaron que la única vía de resolución seria, real y concreta «es la convocatoria a paritarias». Meza Evans describió que la manioba del Ejecutivo «fue enviar el DNU después de la sesión para fracturar el paro y obligar que la gente cobre algo que no está dispuesto en las paritarias, sino unilateralmente por el Gobierno provincial».
Meza Evans le marcaró la cancha al presidente de la Cámara y advirtió que «Ingram no se haga el sota, él tiene la responsabilidad de convocar a sesión especial» y agregó que «no puede escudarse en un feriado (hoy no habrá actividad en la Cámara por el día del empleado legislativo) cuando se trata de un Decreto de Necesidad y Urgencia».

No obstante, las sesiones especiales deben ser convocadas por la mitad de los diputados y la nota solicitandola sólo tenía la firma de 10 legisladores, motivo por el cual lo más probable es que no se haga la sesión, a no ser que se presenten más firmas.