Ministro de Modernización defendió proyecto de telecomunicaciones

La Comision de Sistemas, Medios de Comunicacion y Libertad de Expresion del Senado de la Nacion recibe la visita del Ministro de Modernizacion, Andres Ibarra, en Buenos Aires, Argentina el 10 de Abril de 2018. (Foto: Charly Diaz Azcue / Comunicacion Institucional)

El ministro de modernización Andrés Ibarra, defendió hoy el proyecto de ley de telecomunicaciones convergentes en el Senado de la nación. La comisión de Medios y Libertad de expresión presidida por el chubutense Alfredo Luenzo, abrió esta tarde el debate a una de las leyes fundamentales para el gobierno nacional.

El ministro Ibarra aseguro que “el proyecto busca mejorar los servicios y bajar los precios, además de propiciar la inversión y generar más competencia”. Consideró que la iniciativa “es una enorme posibilidad para los argentinos” porque “va al corazón de un gran tema, que en el mundo es llamado como la revolución digital”. “Tenemos una gran deuda en esta materia, tenemos la llamada brecha digital”, resaltó.

Por su parte, Luenzo abogó por un “debate abierto” porque “lo queremos hacer lo más democrático posible” y “tener la mejor ley”. “Es un tema que sin dudas tenemos que abordar como país”, afirmó y convocó a todos los sectores que directa e indirectamente se veran afectados por la nueva normativa.

De todos modos, advirtió que uno de los aspectos a tener en cuenta es “la protección de los cableros del interior frente al desembarco de las compañias telefonicas en la prestacion de contenidos audiovisuales”, un tema al que aludió el secretario de Comunicaciones Hector Huici, quien garantizó el rol del estado como ordenador del nuevo escenario.

Con una presentación visual como apoyatura, el ministro se refirió al estado de los servicios móviles y el internet en nuestro país remarcando que “el tráfico de datos mobiles hoy es la gran demanda”. En cuanto a Internet, Ibarra informó que “el 57% de los hogares en Argentina tiene servicio de Internet fijo, muy por debajo de los indicadores de los países desarrollados que superan el 80%”.

Entre los puntos fundamentales del proyecto se establece la obligación de “infraestructura compartida” entre los prestadores de servicios, con el objetivo de “acelerar el despliegue de redes y redundar en una disminución de los costos”. Por otra parte, el Estado podrá disponer de las frecuencias que se le habían otorgado a la empresa ARSAT, con carácter de reserva preferencial, para “la mejora en la oferta y la calidad de servicios móviles”.

Luenzo remarco que “el uso de redes compartidas, como se está implementando en algunos países, conlleva a una disminución de los costos del sector y facilita la reducción de los precios de los servicios a los usuarios, puede ser una interesante iniciativa, siempre y cuando no se perjudique a los sectores más pequeños. Por eso, desde la Comisión de debemos dar un profundo debate para llegar a la mejor ley posible, consensuada con todos sectores involucrados”, concluyó el senador.