Gilardino: “Para obtener los permisos de pesca había que pasar por una panadería de Rawson”

Gilardino

El nuevo secretario de Pesca, Alberto Gilardino, denunció en declaraciones radiales, serias irregularidades que se habrían cometido durante la anterior gestión con los permisos pesqueros.Men’s Chicago Bears New Era Navy Pipe Force 39THIRTY Flex Hat,New York Giants Infant Round and Round Creeper – Ash,Men’s Green Bay Packers G-III Sports by Carl Banks Green Touchdown Hoodie wholesale jerseys.Mens Tampa Bay Buccaneers Pro Line Charcoal Soft Shell Big & Tall Jacket,Women’s Washington Redskins Junk Food Burgundy Roster Ringer Tank Top wholesale nfl jerseys from china

Afirmó que se utilizaron electoralmente y que para lograr beneficios había que «pasar por otra ventanilla». Señaló incluso a una panadería como el lugar informal para hacer cierto trámite irregular.

«Para obtener permisos de pesca había que pasar por una panadería de Rawson», dijo ayer Gilardino en declaraciones a la emisora LU20, sintetizando una serie de presuntas irregularidades en el área que conducía el entonces subsecretario Héctor Rojas, y que estaba bajo la órbita del Ministerio de Desarrollo de Gabriela Dufour.

El secretario de Pesca sostuvo que era «vox pópuli» el mecanismo y que a él se lo confirmaron varios armadores que debieron hacer el trámite por la ventanilla informal para que después, en la oficina pública, todo marche más rápido.

SOSPECHOSA DEMORA

Entre otras cuestiones denunciadas públicamente por Gilardino, apuntó que durante la anterior gestión de Gobierno demoraron «sospechosamente» la prórroga de nuevos permisos que fueron liberados todos de golpe, muy cerca de las elecciones generales.

«Hasta la extensión de los permisos fueron utilizados electoralmente», dijo Gilardino sobre esa demora. Y agreó que los dueños de embarcaciones de la Flota Amarilla fueron obligados a respaldar a la entonces ministra Dufour frente a las causas judiciales en su contra.

EXPEDIENTES QUE NO APARECEN

Respecto a la extraña mecánica de tramitar los permisos de pesca en un comercio de Rawson para aceitar la gestión, Gilardino no descartó que eso termine en alguna denuncia penal porque «estamos revisando toda la documentación».

Sin embargo se quejó porque hay expedientes que no aparecen por ningún lado, por ejemplo uno referido al permiso de pesca que tenía la empresa pesquera Barillari y terminó en Conarpesa y otro expediente vinculado con el barco «Tehuelche».

Admitió que se encontró con un pronunciado desorden administrativo producto del abandono que se notó cuando su antecesor renunció, tras las generales de octubre, aunque retuvo el cargo de delegado ante el Consejo Federal Pesquero.

 

Fuente: Diario El Chubut