Nación quiere renegociar el acuerdo petrolero con las provincias, operadoras y sindicatos

aranguren

El Gobierno nacional renegociará el acuerdo petrolero con las provincias, empresas y sindicatos para asegurar un precio interno del barril de crudo -que sería más bajo que los actuales 77 dólares-, pero con el objetivo final de liberar el mercado cuando se recupere el valor internacional del oro negro.

Así lo anticipó ayer el ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, al participar de un almuerzo con unos 500 empresarios por el Día del Petróleo y del Gas en un hotel porteño, donde dio a conocer iniciativas para impulsar la exploración en zonas de riesgo y la producción de energías renovables.

El nuevo acuerdo será mantenido hasta que los precios externos se recuperen y alcancen a los locales, momento a partir del cual y en conjunto con la recuperación de la estabilidad económica del país se irá a que «productores y refinadores negocien libre e individualmente los precios en el mercado interno».

Según Aranguren, la fuerte caída de los precios internacionales provocó desde mediados de 2014 que los precios internos se situaran por encima, luego de más de una década en que ocurriera lo contrario por decisiones administrativas de «dudosa legitimidad».

Por ello, «será mantenida la esencia» del acuerdo negociado a finales de 2014 entre el Gobierno de Cristina Kirchner, las provincias, las productoras y refinadoras, y los sindicatos, lo que garantizará -según Aranguren- un precio para el petróleo crudo que preserve las fuentes de trabajo pero también tenga en cuenta el interés de los consumidores.

El nuevo acuerdo será «estricto» y tendrá una «duración limitada» con cláusulas de renegociación y será formalizado por las autoridades de aplicación que preside el ministerio de Energía y Minería, encabezado por el expresidente de la petrolera Shell devenido en jefe del área.

El ministro anunció que el Gobierno mantendrá la composición accionaria de la estatal YPF con el objetivo de mejorarle los mecanismos de financiamiento para convertirla en la líder indiscutida del mercado.

PLAN DE EXPLORACION

Además, anunció que el presidente Mauricio Macri enviará al Congreso Nacional un proyecto de ley de un programa para el incentivo a la exploración de petróleo crudo y gas natural en áreas de riesgo off shore y por métodos no convencionales.

Aranguren le prometió a las petroleras que la gestión macrista les asegurará «condiciones de estabilidad jurídica, monetaria y fiscal» para que inviertan en el país, en pos del aumento de la producción hidrocarburífera y del sostenimiento de los puestos de empleo.

REDUCIR IMPORTACIONES

El ministro de Energía instó a los empresarios a recuperar un sector que es «crítico» para el país, debido a que viene formando parte clave de la utilización de divisas para el pago de la energía, debido a la falta de autoabastecimiento.

Dijo el funcionario macrista que la Argentina debe reducir el impacto en la balanza comercial que produce la importación del 15 por ciento de la energía que necesita para alimentar al aparato productivo.

Aclaró que con los excedentes de divisas se podrá mantener el equilibrio macroeconómico para garantizar la sustentabilidad económica.

«Nuestro país tiene una variedad y cantidad de recursos energéticos tanto de origen fósil como renovables, no convencional, nuclear e hídrico, y el desafío es no privilegiar un sector sobre otro sino el desarrollo armónico y eficiente», concluyó.

 

Fuente: Diario El Chubut