Das Neves ante el desafío más importante de su prolongada trayectoria política

DasNeves11

Dentro de pocas semanas, Mario Das Neves asumirá por tercera vez el gobierno del Chubut por decisión de sus conciudadanos. Y lo hará en un clima de inocultable malhumor en amplios sectores de la sociedad como consecuencia, principalmente, de la inseguridad pública.

Un grave problema que aún no se ha podido revertir, no obstante las medidas y frecuentes cambios efectuados en la cúpula policial. Calificar de fracaso, aunque parezca una exageración no lo es, porque los hechos delincuenciales que ocurren cotidianamente, son más elocuentes que las prolijas estadísticas que se distribuyen con frecuencia, como así también, son más elocuentes que los discursos oficiales.

Pero, además de ese problema al que se suman otros no menos importantes, como la droga que parece haber llegado para quedarse, la difícil situación en la que se encuentran los hospitales, las escuelas públicas, la desocupación, la indetenible radicación de villas de emergencia en terrenos usurpados a la vista y paciencia de los funcionarios, el nuevo gobierno que asumirá en diciembre, se encontrará con una provincia donde la división de sus habitantes se ha profundizado últimamente por cuestiones políticas y de la que es responsable, sin duda alguna, una dirigencia que con peculiar concepto de la democracia, montó en torno de la misma un escenario para la exhibición de todas las miserias humanas habidas y por haber, fanatizando a sus seguidores con discursos cargados de odios y agravios de todo calibre para descalificar a los que otrora eran considerados adversarios y actualmente enemigos. Ese es el panorama que hoy se observa en el Chubut. En este Chubut que en opinión de no pocos estadistas internacionales, por los grandes y valiosos recursos naturales que existen en su territorio, está la sólida plataforma para que la Argentina se lance hacia la conquista del lugar de privilegio que tiene reservado en el mundo.

El 10 de diciembre próximo, Das Neves se hará nuevamente cargo del gobierno del Chubut. La situación de la Provincia no es la misma de sus anteriores gobiernos donde tuvo presupuestos que le permitieron hacer las obras que la población tuvo en cuenta cuando concurrió a las urnas. Las dificultades económicas son muchas y habrá que agudizar mucho el ingenio para superarlas, y confía que lo logrará. Piensa rodearse de funcionarios experimentados y de jóvenes a los que considera con aptitudes necesarias para desempeñarse bien en las funciones que les encomendará.

Lo cierto es que el momento en el que Das Neves recupera el gobierno, es sumamente preocupante. Pero llega con una enorme experiencia. Una experiencia que señala muchos aciertos y también errores que seguramente no repetirá. Si logra cumplir con los objetivos anunciados en lo que se refiere al progreso de la Provincia y además logra que la paz y la armonía vuelva a la familia chubutense, tendría asegurado el bronce.

 

Por Rosendo Rodríguez Labat

 

Fuente: Diario El Chubut