Pérez Catán y un último discurso con reclamos, autocríticas y recuerdos

perez catan

Al presidir anoche el acto por el 129° aniversario de Trelew en su último discurso como intendente, Máximo Pérez Catán afirmó que “me voy con las mismas convicciones con las que llegué”. El jefe comunal criticó fuerte al Gobierno provincial por “la discriminación” a la que sometieron a la ciudad durante casi cuatro años.

Ante un colmado predio de la Sociedad Rural y previo a la presentación de Ramón “Palito” Ortega como cierre de los festejos, Pérez Catán afirmó que “siempre fuimos honestos con nuestros pensamientos y convicciones” y también reflexionó respecto a las PASO: “Es evidente que ejercí un liderazgo que no estuvo a la altura de las exigencias y de lo que la gente de Trelew esperaba”.

Siempre dejando en claro que “nunca vamos a traicionar nuestras ideologías e ideales”, el intendente habló de las “expectativas de cambios que se avecinan” y señaló que “no pudimos evitar que los intereses políticos externos promuevan la discriminación a la que injustamente fuimos sometidos”. Sin embargo expresó que “no son lamentos. Es el relato de una realidad que todos conocemos”.

“No quiero escuchar que mis palabras generan violencia porque estamos en épocas electorales. La violencia tiene demasiadas variantes y una es castigar a la gente eliminando obras o haciendo nula la inversión para una ciudad que durante años fue el faro que guió e iluminó a la Patagonia Sur”.

Críticas

Ante la presencia del vicegobernador y candidato a sucederlo, Gustavo Mac Karthy, dijo: “Les quiero preguntar a aquellos que dicen trabajar por la comunidad, ¿dónde estuvieron en estos años que la comunidad necesitó de su acompañamiento?”.

Pérez Catán expresó que ante tan difícil panorama logró un municipio con sus cuentas equilibradas, pagar sueldos al día y “de una obra pública a pulmón”. “Las famosas regalías petroleras representan en Trelew sólo el 15% de sus recursos anuales y los grandes contribuyentes aportan casi el 25% del presupuesto municipal. Aprender a vivir con lo nuestro es una premisa que se impone y la necesidad es terminar con las hipocresías que se instalan en los discursos públicos y privados”.

Mensaje a los vecinos

En la parte final el intendente instó a los vecinos a que “no dejemos que el tiempo nos convierta en apasionados del clientelismo, tan de moda, sino que volvamos a hacer verdaderos protagonistas de cada capítulo que Trelew escriba. Estoy seguro que no vamos a dejarnos vender espejitos de colores, cuando todos estos años nos condenaron al ostracismo y al olvido”. Sin nombrarlo se refirió a Mario Das Neves: “Quiero agradecer con el corazón a quien me formó en el arte de la política y me enseñó que gobernar es servir a los demás y no servirse. No todos lo entienden”, subrayó.

“Conocer gente que no conocía, entrar a casas a las que nunca había entrado, poder arrancar alguna sonrisa, acompañar algún llanto, hacer obras para mis vecinos, son cosas que llevaré eternamente en mí y nada ni nadie me podrá quitar”.

 

Fuente: Diario Jornada