Trabas para la entrada de langostino a China

LANGOSTINO-CHINO

Como si la pesca nacional no tuviese problemas internos, sumó en los últimos días un nuevo frente de crisis que altera los ánimos en el único sector que hasta ahora, más allá de la caída de precios internacionales, viene sosteniendo gran parte del resto de la estructura de negocios.

El Consejero Agrícola de la Embajada Argentina en la República Popular de China comunicó al SENASA los rechazos que han presentado algunos embarques con langostino hacia el mercado asiático.
Si bien no hay información oficial sobre los motivos del bloqueo, ayer en la reunión de los referentes de las cámaras empresarias del sector deslizaron que se trataba de niveles de metabisulfito de sodio superiores a los permitidos.
Guillermo Ferreyra, presidente de CEPA, confesó que no sabía los alcances de la medida. “En China no existe una norma general. Cada provincia establece un régimen específico. Por ahora SENASA suspendió la certificación sanitaria de la mercancía hasta nuevo aviso”, subrayó el dirigente.
Omar Ballesteros, director de Inocuidad de Productos de la Pesca y Acuicultura de SENASA, distribuyó el memorando a las direcciones de Centros Regionales el 9 de octubre pasado. Este jueves en la conferencia de prensa desarrollada en CaIPA se distribuyó el documento junto con el petitorio a los candidatos a la Presidencia.
“Si bien ante los reclamos de Argentina, las autoridades chinas se adecuarán a un máximo de 100 partes por millón de metabisulfuto como el resto de los países, aún no informaron a todas sus agencias”, contó otro industrial consultado por este medio. “Esto trajo problemas y quejas, por lo que SENASA decidió suspender la certificación hasta tanto se resuelva”, explicó.
En el memo de Ballesteros, pide que se remita el listado con todos los contenedores que llegaron a destino y fueron rechazados/retenidos y una copia de los certificados sanitarios de amparo.
SENASA también le pidió a las empresas que informen la cantidad de contenedores que se encuentran en tránsito y las fechas estimadas de arribo. Como sugerencia, les pidió que consideren gestionar el desvío hacia Hong Kong u otro país vecino de los embarques en tránsito o que hubieran sido retenidos.

 

Fuente: Revista Puerto