La Legislatura convierte en Ley DNU de los cirujanos

Cirujanos

La Legislatura de Chubut convertirá hoy en Ley, en la sesión que se desarrollará por la tarde, el decreto de necesidad y urgencia que el viernes 2 de este mes firmó el gobernador Martín Buzzi. Mediante el mismo, se estableció la imposibilidad de renunciar -al menos por 90 días o hasta que se consigan reemplazantes- a la totalidad del cuerpo de cirujanos que presta servicios en los hospitales públicos de la provincia.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales de la Legislatura, Gustavo Reyes (FpV), aseguró que el aval al decreto de necesidad y urgencia sobre la imposibilidad de renuncia de los cirujanos ya tiene despacho, por lo que consideró que el mismo será tratado y convalidado en la sesión de hoy.

“Lo hemos analizado y el DNU tiene el despacho de comisión. Habrá que ver qué pasa mañana (por hoy) en el recinto, pero estamos seguros de que tenemos el número de votos necesario para convertirlo en ley”, acotó.

Para que sea avalado por la Cámara, el decreto debe recibir, al menos, los votos de 18 de los 27 diputados chubutenses, número que en principio se descuenta conseguir ya que “por un lado estamos los legisladores del oficialismo, y la UCR y ChuSoTo expresaron públicamente su apoyo”, afirmó Reyes.

Los dos principales bloques de la oposición adelantaron su acompañamiento, pero no por considerar al decreto como la mejor herramienta sino como la única posible, en función del cuadro de situación que se generó luego de la denuncia que el gobierno, a través de la Fiscalía de Estado, realizó ante la justicia por entender, sobre la base de una investigación del Ministerio de Salud, que algunos profesionales realizaron intervenciones quirúrgicas en sanatorios privados en sus horarios de trabajo para el Estado.

El gobernador y su gabinete firmaron el DNU el viernes 2 de octubre, cuando restaba una semana para el cumplimiento del plazo legal y se hicieran efectivas las renuncias que los cirujanos que presentaron sus dimisiones el 9 de setiembre en solidaridad con aquellos profesionales que fueron denunciados por la Fiscalía de Estado bajo la sospecha de que mientras debían cumplir horario en hospitales públicos realizaban cirugías en clínicas privadas. Dos de los denunciados son de Comodoro Rivadavia, los médicos Daniel Endrek y Enrique Klingler.

El decreto establece que ningún cirujano podrá renunciar al sistema público antes de los 90 días, y solo si se consiguen reemplazantes.

 

Fuente: Diario El Patagónico