Los cirujanos advierten que negociarán si se retiran las denuncias

Cirujanos

Luego de que el Estado Provincial emitiera un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU), declarando por tres meses la emergencia en el servicio de cirugía de los hospitales públicos del Chubut, los cirujanos enviaron una Carta Documento al gobernador Martín Buzzi, en la que aseguran estar abiertos al diálogo, siempre y cuando se retiren las denuncias penales que recaen sobre algunos de ellos. De todas maneras, los cirujanos continuarán trabajando con normalidad en toda la provincia.

En la Carta Documento,  los profesionales expresan: “Atentos al DNU 1432/15, que responde al artículo 156 de la Constitución Provincial y tiene el alcance y las limitaciones en dicha norma, le hacemos saber que compartimos el propósito enunciado de buscar un acuerdo entre las partes, que permita superar el conflicto desatado por las actitudes de hostigamiento provenientes del señor Ministro de Salud de la Provincia. Es más, debemos destacar que siempre hemos estado abiertos al diálogo que conduzca a la convivencia en el disenso y que, esencialmente lleve a la aplicación de las políticas adecuadas en materia de salud pública, en beneficio de la sociedad, por cuyos derechos los médicos cirujanos velamos con celo y preocupación. Pero resulta insoslayable señalar que no ha sido precisamente ese el camino seguido por el titular de la cartera ministerial, que no ha vacilado en atacarnos con malicia, injuriándonos sin razones válidas y sometiéndonos a una persecución laboral agresiva y descalificativa. Y seguramente el señor Gobernador ha de coincidir en que esas actitudes no han sido precisamente idóneas para crear el clima necesario para un diálogo constructivo, ni para facilitar el marco conveniente para un acercamiento entre las partes, que permitiese el encuentro de comunes denominadores, que conduzcan a que todos podamos trabajar en pos de una salud pública al servicio de la comunidad, preservando con solvencia la salud y la vida de los chubutenses. Por el contrario, la hostilidad ha llevado a un enfrentamiento inútil”.

Un paso atrás

En otro tramo de la misiva enviada a Martín Buzzi, los cirujanos le solicitan que indique a José Manuel Corchuelo Blasco y al Fiscal de Estado Miguel Montoya, que retiren las denuncias presentadas ante el Ministerio Público Fiscal para poder retomar el diálogo y llegar a un acuerdo: “Le hacemos saber al señor Gobernador que aún a pesar de las condiciones adversas generadas por vuestro Ministro, mantenemos nuestra vocación de diálogo y estamos dispuestos a un acercamiento que permita solucionar la crítica situación en que se encuentra la salud pública de nuestra provincia. Pero lo que no podemos aceptar es que el mismo se desenvuelva bajo coacciones que por momentos se acercan peligrosamente a la extorsión. Concretamente, deviene necesario e imprescindible que, para asegurar que el diálogo se desenvuelva en un marco de convivencia democrática, proceda Usted a instruir convenientemente al señor Ministro de Salud Pública y al señor Fiscal de Estado. Para que por su parte hagan saber al Ministerio Público Fiscal en debida forma, que entienden que es posible una conciliación de los derechos e intereses en pugna y que por ende retiran y desisten de las denuncias formuladas contra algunos cirujanos, peticionando que, en el marco previsto en los artículos 47 y conc. del Código Procesal Penal, se deje sin efecto toda y cualquier actuación relativa a las referidas denuncias, que ellos impulsaran, para así posibilitar el encuentro de una solución alternativa al proceso penal, paralela y simultánea al diálogo que se abra con el Poder Ejecutivo, con la participación de todos los cirujanos que prestamos servicio en los hospitales de Chubut”.

Posible acercamiento

Por último, los médicos cirujanos de la provincia, manifestaron al gobernador la necesidad de poder entablar un diálogo sin denuncias de por medio, lo que generaría un mejor clima para poder llegar a un acuerdo: “Solo así, con este paso fundamental, podremos iniciar un acercamiento y un diálogo con posibilidades ciertas de hallar una pronta solución, que contemple equitativa y razonablemente la problemática que a todos nos preocupa, poniendo fin al conflicto que no buscamos ni generamos. Por cuanto, como no ha de escapar a su elevado criterio, no es admisible ni razonable que se nos convoque a un diálogo que nos conduzca a un entendimiento, mientras se mantienen las denuncias contra algunos colegas, en un trato inaceptable, por ser manifiestamente discriminatorio y estar en consecuencia reído a la Constitución Nacional, los Tratados Internacionales y las leyes reglamentarias”.

 

Fuente: El Diario De Madryn