El crudo y China generaron un viernes negro en los mercados

wall street

Las preocupaciones por la economía china llevaron a un fuerte desplome hoy en las bolsas de ese país y el índice más importante, el Shanghai Composite, cayó 4,27% (a 3.507 puntos), como paso previo al derrumbe de los mercados europeos y más tarde de Wall Street.

El Shenzhen Component perdió 5,42% hasta situarse en los 11.902 puntos; y el ChiNext, centrado en valores tecnológicos y que suele compararse con el Nasdaq de EEUU, cedió incluso 6,65 por ciento hasta las 2.341 unidades.

Los crecientes temores por las consecuencias de una desaceleración económica en China en la economía también arrastraron considerablemente el mercado de valores de Tokio.

El Nikkei, que agrupa los 225 títulos más destacados en la bolsa de Japón, siguió bajando y se situó por debajo de la barrera psicológica de los 20.000 puntos, con retroceso de 2,98 por ciento.

Todas estas turbulencias también se dejaron sentir en los mercados de valores europeos que cerraron unánimemente en baja.

Wall Street vió desplomarse al Dow Jones de acciones industriales 3,12 por ciento y el Nasdaq Composite de las empresas tecnológicas se derrumbó 3,53 por ciento.

En China hoy se conoció que un importante indicador económico, el índice sobre la actividad manufacturera PMI (por su siglas en inglés) registró una caída mayor de lo esperado y se situó en valores de los tiempos de la crisis financiara global hace seis años.

El índice gerente de compras PMI, el que toma el pulso a las empresas de manufacturas, cayó hasta los 47,1 puntos y con ello se situó en su cota más baja desde marzo de 2009, informó la revista “Caixin”, que elabora este índice preliminar.

Los analistas confiaban en que se llegara a los 48,2 puntos.

En julio, el indicador ya se situó en los 47,8 puntos llo que representa la peor lectura del indicador en los últimos 77 meses.Los valores por encima de los 50 puntos se entienden como una buena evolución de la economía, mientras que toda tasa por debajo deja suponer problemas.

De este modo, el PMI manufacturero de China, cuyo dato definitivo se publicará el próximo 1 de septiembre, acumula seis meses consecutivos por debajo de los 50 puntos.

“La caída del índice PMI indica que la economía aún está en el proceso de tocar fondo”, admite He Fan, economista jefe de Caixin Insight Group y uno de los responsables de la encuesta.

Analistas de diferentes consultoras europeas señalan a China y la desaceleración de su crecimiento económico como el principal responsable de la caída de los mercados bursátiles.

Paralelamente el precio del crudo petrolero sigue inmerso en su espiral bajista y se encamina a cerrar su octava semana consecutiva a la baja, su peor racha desde 1986. En este periodo, el petróleo se depreció un 33 por ciento.

De este modo los temores al frenazo de la economía global agravan la corrección en el precio del crudo que este viernes vuelve a registrar un nuevo desplome a ambos lados del Atlántico.

En la agencia de noticias Europa Press el analista de XTB, Jaime Díez, sostuvo que la caída del Ibex en Madrid (-2,98%) se debe tanto a la convocatoria de elecciones anticipadas en Grecia y a los malos datos manufactureros de China más que a las devaluaciones del yuan.

El estratega de mercado de IG Daniel Pingarrón ha señalado que ésta es la segunda semana consecutiva en la que los índices europeos han cerrado con fuertes caídas: “Agrupando el retroceso iniciado el 11 de agosto (con la primera devaluación del yuan), estamos ante la mayor corrección en los principales índices europeos desde octubre del año pasado”, ha resumido.

Así, indicadores como el DAX alemán (-2,95%) o el CAC francés (-3,19%) han registrado la mayor sobreventa de todo el ejercicio, mientras que otros como el Eurostoxx 50 “están sobrevendidos a niveles similares a los peores momentos de la crisis del euro, en 2012″.

Para Pingarrón, el principal responsable de este desplome de las plazas europeas es China, a través de distintas vías. De hecho, la Bolsa de Shanghai ha vuelto a caerse hoy más de un 4%, cerrando su balance semanal con pérdidas del 11,5%.

El barril West Texas, de referencia en EEUU, se hundió hoy más del 3% y cotizó por debajo de los 40 dólares por primera vez desde febrero de 2009, en plena crisis financiera, y el barril europeo Brent cae otro 3% hasta el filo de los 45 dólares y pierde ya un 7% en las últimas cinco sesiones.

El ajuste en el precio de la commoditie va camino de firmar una racha histórica. Hay que remontarse a 1986 para encontrar otra serie de ocho semanas consecutivas de caídas . Aquella vez, los descensos semanales se prolongaron durante diez semanas (dos meses y medio).

Uno de los principales factores que empuja este viernes a la materia prima a mínimos de seis años es el mal dato de actividad manufacturera en China, el segunda mayor consumidor de crudo del mundo, por la debilidad de la demanda doméstica y de las exportaciones.

El desplome de las últimas semanas en el precio del crudo ha encendido las alarmas en el seno de la OPEP, la principal organización de exportadores de la materia prima, que ha mostrado su preocupación por el estado de salud de la economía china. Sin embargo, sus miembros defienden mantener la producción en los actuales niveles y no se plantean reducirla, según aseguraron fuentes de la institución a la agencia Reuters esta semana.

 

Fuente: Diario Jornada