PAE toma crédito de US$ 520 millones para inversiones en Chubut y Neuquén

PAE

Pan American Energy (PAE) obtuvo esta semana un crédito de US$ 520 millones de la Corporación Financiera Internacional (IFC, por sus siglas en inglés), el brazo financiero del Banco Mundial.

La segunda petrolera del mercado argentino, controlada por la británica BP, la china CNOOC y la familia Bulgheroni, utilizará los fondos para solventar su plan de inversión de US$ 1650 millones previsto para 2015.
La compañía explota Cerro Dragón, el mayor yacimiento petrolífero del país, y el año pasado encaró el primer proyecto de desarrollo íntegro de tight gas en la cuenca Neuquina, en el área Lindero Atravesado.
En rigor, el financiamiento de la IFC se desagregará en dos líneas de crédito: una por US$ 400 millones a 7 años, con dos años de gracia para iniciar el retorno del capital que se cancelará semestralmente. La segunda, por US$ 120 millones, tiene un vencimiento a cinco años con un plazo de un año y medio de gracia.
“Son créditos amortizables que se pagan cada seis meses. A diferencia del típico financiamiento bullet que acarrea el pago de todo el capital al final del vencimiento”, explicaron fuentes del mercado financiero al tanto de la operación. “PAE terminará pagando una tasa de entre 6 y 7% anual; guarismos prácticamente inexistentes para una empresa que concentra sus operación en la Argentina”, agregaron.
YPF, por ejemplo, accedió a pagar una tasa fija del 8,75% por un financiamiento de US$ 1000 millones tomado en abril de 2014. Las fuentes consultadas aclararon, sin embargo, que la prioridad del IFC es apuntalar con créditos a tasas blandas proyectos de empresas íntegramente privadas sin participación estatal.

Se abre una puerta

El brazo financiero del Banco Mundial está evaluando, a su vez, otros proyectos en el sector petrolero argentino. Su porfolio crediticio para iniciativas hidrocarburíferas en el país ascendería hasta los US$ 900 millones. “Hay varias empresas de toda la cadena de valor de la industria petrolera que están negociando con la IFC, que reabrió sus líneas para la Argentina a fines de 2014”, indicaron a El Inversor Online allegados al organismo multilateral. “Frente a este escenario de escasez total de financiamiento, la IFC es quizás la única alternativa que están disponibles para las compañías argentinas”, añadieron.
A través de un comunicado, la IFC detalló que el préstamo de 120 millones de dólares será fondeado íntegramente por el Banco Mundial, mientras que la línea de US$ 400 millones será apalancada por bancos comerciales e instituciones financieras entre las que figuran ICBC, Banco Itaú BBA, Natixis, Credit Agricole, Banco Santander, Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y el Banco Latinoamericano de Comercio Exterior.
PAE ha sido cliente de CFI por más de 20 años y es el segundo mayor productor de petróleo y gas en Argentina, con el 17% de la producción de hidrocarburos del país. Está presente en las cuatro principales cuencas del país: Golfo San Jorge, Noroeste, Neuquina y Marina Austral. Entre 2001 y 2014, invirtió 11.000 millones de dólares en la Argentina.

 

Fuente: “El Diario de Madryn”